martes, 25 de octubre de 2011

Aumentan a 432 los Muertos por Terremoto en Turquía

El violento terremoto de magnitud 7,2 que estremeció el domingo la provincia oriental turca de Van dejó un saldo de 432 muertos y 1.352 heridos, de acuerdo con un nuevo conteo provisorio anunciado el martes por la Dirección Oficial de Situaciones de Emergencia (Afad).

El último saldo divulgado mencionaba 370 muertos y 1.300 heridos.

Según la AFAD, 2.262 edificios fueron destruidos en la zona afectada, en especial en las ciudades de Ercis y de Van, la capital de la región, próxima a la frontera con Irán y poblada mayoritariamente por kurdos.

El terremoto del domingo de magnitud 7,2 dejó 462 muertos y 1.300 heridos, según un nuevo balance provisorio difundido este martes por la Dirección Oficial de Situaciones de Emergencia.

Durante toda la noche del lunes al martes centenares de socorristas trabajaron sin respiro con una temperatura glacial a la búsqueda de sobrevivientes. Treinta y cinco horas después de que temblara la tierra, una mujer embarazada y sus dos hijos fueron rescatados de entre los escombros de un edificio público en Ercis, la ciudad más afectada por el sismo, informó el diario Hürriyet.

Unas horas antes un policía y su mujer fueron hallados vivos en esta ciudad, según los canales de televisión.

Pero a pesar de estos rescates, son sobre todo cuerpos los que fueron retirados de las construcciones derrumbadas, como lo pudieron constatar periodistas de la AFP en el lugar, más de la mitad de las víctimas fueron registradas en la ciudad de Ercis, según el balance oficial.

El organismo de situaciones de emergencia registró 2.262 construcciones derrumbadas en la zona siniestrada, principalmente en las ciudades de Ercis, de unos 75.000 habitantes, y en Van, la capital regional, con un rico patrimonio histórico, situada a orillas de un lago rodeado de montañas nevadas y que cuenta con unos 380.000 habitantes.

Las familias en duelo se aprestaban a enterrar a sus allegados este martes, mientras que otras continuaban velando junto a las montañas de ruinas con la esperanza de que los equipos de rescate encontrasen gente con vida.

Los sobrevivientes pasaron una segunda noche de angustia por las réplicas e intentaban calentarse con fogatas a la espera de la distribución de ayuda por la Media Luna Roja y otras organizaciones caritativas.

Dos pueblos de carpas fueron montados y se organizó la distribución de alimentos para sus habitantes, cuya gran mayoría no se anima a regresar a sus hogares dañados por el temblor o por el temor a las réplicas.

Pero no todos están satisfechos. “Aquí sólo nos dan pan y agua”, afirma Nebahat Gezici, que encontró refugio para sus tres hijos, su madre y su cuñada en una de las carpas instaladas por la Media Luna Roja en un terreno de fútbol.

“No tenemos calefacción, no recibimos frazadas, ni siquiera aspirinas”, continuó la madre de Gazici.

Las críticas y sospechas surgen contra el ayuntamiento, en manos del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, surgido del movimiento islamista), en el poder, a quien se le reprocha favorecer a sus electores, las tribus conservadoras de los pueblos de alrededor, kurdas pero sin reivindicaciones comunitarias.

La región se encuentra cerca de Irán y vive allí una mayoría kurda.

“En el otro campamento, en donde están albergadas todas las familias de los militares y los funcionarios, el que los ministros van a visitar y en donde están concentrados todos los periodistas, hay comidas calientes y manera de calentarse“, afirma Necdet. “Nadie se ocupa de nosotros porque somos kurdos”, agrega.















Fuente: Noticias 24

0 comentarios: