lunes, 6 de junio de 2011

Cenizas del Volcán Puyehue Comienzan a Caer en la Patagonia Argentina

Las cenizas del volcán Puyehue, que entró en erupción el pasado sábado, comenzaron a caer este lunes en dos importantes ciudades de la Patagonia argentina, lo que ha obligado a decretar el estado emergencia en esa zona, mientras que en Chile las autoridades se mantienen en alerta ante la actividad volcánica.

Cambios en la dirección del viento serían los responsables de que la ceniza haya llegado a la ciudad de San Martín de los Andes, según ha confirmado este lunes Defensa Civil. La caída de ceniza también afecta a Junín de los Andes y poblaciones rurales de esa zona del sur de la provincia.

En Bariloche, un importante enclave turístico ubicado en la provincia de Río Negro, no ha llegado aún la nube de cenizas pero continúa el estado de emergencia. Los aeropuertos de Bariloche y Trelew (en la provincia de Chubut) estarán cerrados hasta el miércoles, ha anunciado la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

El Comité de Emergencia ha comenzado este lunes una intensa campaña de difusión con recomendaciones a la población. Las clases fueron suspendidas, así como también las actividades en el Poder Judicial, informa la agencia oficial argentina Télam.

La erupción del complejo volcánico, a unos 920 kilómetros al sur de la capital chilena, no ha dejado víctimas o heridos, según ha informado la Oficina Nacional de Emergencias.

Junto con la expulsión de material rocoso y lava, el Puyehue-Cordón Caulle ha arrojado una columna de cenizas de 10 kilómetros de alto y cinco kilómetros de ancho que se desplazaba por fuertes vientos a territorio argentino, hacia la zona turística de Bariloche.

Más de 3.500 chilenos han sido evacuados entre las regiones de Los Lagos y de Los Ríos, en la Cordillera de los Andes, a unos 955 kilómetros al sur de Santiago. Las personas afectadas son en su mayoría pequeños agricultores que han dejado gran parte de sus pertenencias en sus hogares, principalmente, unos 9.000 animales que son fundamentales para la producción en esa zona de Chile.

El ministro chileno del Interior, Rodrigo Hinzpeter, consideró que "la actividad volcánica debería tender a cesar en los próximos días y, en consecuencia, la gente podría estar volviendo a sus casas en dos o tres días".

Durante la noche del pasado sábado "hubo un escurrimiento de lava y desprendimiento de roca volcánica, lo que ha justificado y reforzado la idea de que se trata de una zona que tiene que mantenerse evacuada", agregó.

La actividad sísmica en la zona se ha reducido, según aseguraron los servicios de emergencia del Gobierno chileno, al informar que el domingo 17 seísmos por hora, a diferencia del sábado, cuando se produjeron hasta 240 sismos cada 60 minutos, reseña el diario local 'La Tercera'.


















Fuente: europapress.es

0 comentarios: