domingo, 8 de mayo de 2011

Frustran Espectacular Ofensiva del Talibán en Afganistan

La segunda ciudad más importante de Afganistán, Kandahar, fue escenario de una gran ofensiva del Talibán, con múltiples ataques coordinados a edificios oficiales, que las fuerzas de seguridad frustraron tras intensos enfrentamientos con los rebeldes.

El Talibán dijo estar detrás de los asaltos a la oficina del gobernador provincial, a la agencia de inteligencia afgana y a un cuartel policial.Se registraron seis ataques suicidas con bombas en diversos puntos de Kandahar.

Tras los asaltos comenzaron los enfrentamientos en los que al menos dos personas murieron y otras 23 resultaron heridas. El pánico se extendió por las calles de la ciudad.Un grupo de hombres armados se enfrentaron a tiros con las fuerzas de seguridad en un centro comercial, situado en un complejo propiedad del gobernador de la región, Tooryalai Wesa.

"Esto fue claramente un intento de ofensiva espectacular que fue frustrado por las fuerzas de seguridad de Afganistán", dijo el general de la Marina estadounidense, James Laster, portavoz de la coalición militar internacional en Afganistán.Los disparos continuaron hasta bien entrada la noche, pero fuentes oficiales informaron que a última hora se trataba sobre todo de operaciones de dispersión.

"Venganza"

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, de visita oficial en Turquía, dijo que la acción rebelde se produjo como "venganza" tras la captura y muerte del líder de al-Qaeda, Osama bin Laden, el pasado lunes a manos de fuerzas estadounidenses.

En plenos enfrentamientos, el gobernador Wesa apareció en un canal de televisión privado y aseguró: "No importa cuántos combatientes tenga el Talibán en la ciudad, los mataremos uno a uno".

Kandahar, ciudad donde nació el Talibán y un lugar con gran presencia insurgente, ha sido escenario durante el pasado año de diversas operaciones militares del gobierno, con el apoyo de las fuerzas internacionales.

Sin embargo, el portavoz del grupo rebelde, Yusuf Ahmadi, dijo que los ataques fueron planeados antes de la caída de Bin Laden, como parte de la "ofensiva de primavera" anual y que no tenían nada que ver con la muerte del líder de la red islamista radical.

En conversación con el corresponsal de la BBC en Kabul, Bilal Sarwary, un alto funcionario de la policía de Kandahar, que no quiso ser identificado, atribuyó los ataques a la fuga el mes pasado de alrededor de 500 reos de la cárcel de la ciudad.

"Si 106 líderes talibanes -algunos de ellos, columna vertebral de la insurgencia- no se hubieran escapado de la prisión, no se hubiera producido un ataque como este", aseguró.

Lanzagranadas y AK-47

Un portavoz de la agencia de inteligencia de Afganistán le dijo a la BBC a mediodía que el ataque contra el complejo del gobernador había concluido y confirmó la muerte de dos rebeldes del Talibán.

Sin embargo añadió: "Todavía están atacando mi oficina desde un hotel cercano. Los enfrentamientos aún son intensos".

"Están utilizando artillería pesada, lanzagranadas, granadas de mano y AKs (AK-47)", aseguró.
En su opinión, el Talibán había planeado bien el ataque y "quería hacerse con el control de las oficinas del gobierno y tomar como rehenes a altos funcionarios".Hubo al menos siete explosiones, que paralizaron la ciudad, según indicó el corresponsal de la BBC en Kabul.

Dos atacantes suicidas con bombas fueron abatidos cuando trataron de asaltar a la policía.
Los testigos describieron el caos que se vivió en la ciudad. Los civiles corrían por la calle en busca de algún lugar seguro y los dueños de tiendas y negocios cerraron sus puertas para evitar saqueos, según diversos testimonios.

Mientras, helicópteros militares sobrevolaban Kandahar. "Hasta los pájaros abandonaron la ciudad", dijo un comerciante del distrito de Cowke Madad al corresponsal de la BBC.














Fuente: BBC Mundo


0 comentarios: