lunes, 18 de abril de 2011

Castro Propone Limitar la Duración de los Cargos "Fundamentales"

El presidente Raúl Castro inauguró el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) el sábado con un discurso central que tocó varios de los puntos más sensibles de la actualidad nacional, tanto en el área económica como política y social.

En su carácter de segundo secretario del PCC, ratificó que el sistema continuará siendo socialista con un modelo de economía planificada pero descentralizado, con participación de los trabajadores y teniendo en cuenta las tendencias del mercado.

Entre las propuestas políticas más importantes está la de limitar el tiempo que pueden ejercer el cargo los cuadros dirigentes, la separación de funciones entre del gobierno y del Partido y la promoción de mujeres, negros y jóvenes.

Respecto a los temas sociales ratificó la eliminación de la libreta de racionamiento pero trató de tranquilizar a la población afirmando que será un proceso gradual y anunciando la creación de un sistema de subvenciones para los desamparados.

Les pidió a los periodistas cubanos "dejar atrás, definitivamente, el hábito del triunfalismo, la estridencia y el formalismo al abordar la actualidad nacional" y criticó "la difusión, en no pocas ocasiones, de materiales aburridos, improvisados y superficiales".

La economía

Propuso el presidente que se descentralice la economía en general y que las decisiones se tomen en los territorios y en las empresas, para superar una mentalidad de inercia que espera que todo se decida desde "arriba".

Sin embargo, aclaró que en ese camino no se puede avanzar con apresuramiento, "para descentralizar y cambiar la mentalidad, es requisito obligado elaborar el marco regulatorio que defina con claridad las facultades y funciones de cada eslabón".

Informó Castro que más de 200.000 cubanos trabajan por cuenta propia y calificó la modalidad como una contribución al desarrollo del país ordenando que los cuentapropistas reciban "el apoyo, respaldo y protección de las autoridades a todos los niveles".

El sector no estatal "está llamado a convertirse en un factor facilitador para la construcción del socialismo", expresó Castro agregando que así el Estado podrá dedicarse por entero a la salud pública, la educación, la defensa, la seguridad y la cultura.

Cambios en el Partido Comunista

Castro propuso limitar la estancia en los cargos de gobierno o del PCC a dos periodos de 5 años y convocó a los militantes a rejuvenecer la conducción, "sin excluir al actual presidente ni al primer secretario del comité central", en referencia a él mismo y al comandante Fidel Castro.

Propuso "despojar para siempre al partido" de las funciones administrativas y de gobierno para dedicar sus cuadros a las tareas político-ideológicas. Agregó incluso que la militancia no debe ser una condición para que un cubano ejerza un cargo estatal.

Explicó que debían promoverse dentro del partido a las mujeres, los negros, los mestizos y los jóvenes y anunció que se creará un sistema de escuelas a nivel provincial y nacional para la preparación y recalificación de los cuadros.

Convocó a los militantes a abandonar métodos de trabajo ideológicos superficiales y formales, "que nada tienen que ver con el papel de vanguardia de la organización". Pidió "desterrar el inmovilismo fundamentado en dogmas y consignas vacías".

La libreta de racionamiento

Castro explicó que durante las discusiones públicas de los lineamientos para el congreso, más del 50% de las opiniones de los cubanos se concentraron en el capítulo de las políticas sociales y en el que tiene que ver con la macroeconomía.

"La libreta de abastecimientos fue el asunto que provocó más intervenciones de los participantes en el debate", agregando que era lógico porque dos generaciones de cubanos vivieron toda la vida bajo su "nocivo carácter igualitarista".

Explicó que erradicar las subvenciones a los alimentos de todos los cubanos es imprescindible para eliminar distorsiones económicas pero aclaró que "a nadie en su sano juicio (…) se le puede ocurrir decretar de golpe la eliminación de este sistema".

Según Castro se hará junto a "otras trasformaciones del modelo económico" –salarios, dualidad monetaria y pirámide invertida- que garanticen una productividad y generen "precios no subsidiados y a la vez accesibles a todos los ciudadanos".

"El sistema de atención social se está reorganizando para asegurar el sostenimiento diferenciado y racional de los que realmente lo requieran. En lugar de subsidiar masivamente productos (…) se pasará al apoyo de personas sin otro sostén".

El diferendo con EE.UU.

Respecto a EE.UU., afirmó que la actual administración ha tomado algunas medidas positivas pero "sumamente limitadas" y agregó que se intensificó el bloqueo económico en terrenos como las transacciones bancarias.

El Congreso se inició con un desfile militar en recuerdo de la victoria contra la invasión de Bahía de Cochinos organizada por EE.UU. en 1961. Castro ratificó que estos peligros los obligaban a mantener "de manera permanente la prioridad de la defensa".

Acusó a Washington y a la UE de alentar, orientar y ayudar a "los mercenarios" y aclaró que nunca se le negará "al pueblo el derecho a defender a su revolución, puesto que la defensa de la independencia, de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles, seguirá siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos".













Fuente: BBC Mundo

0 comentarios: