miércoles, 5 de enero de 2011

El Último Grito de Holanda: El "Twitter-Taxi"

Holanda vuelve a captar la atención por sus innovadoras y vanguardistas iniciativas: el primer “Twitter-taxi” del que se tenga noticias acaba de empezar a funcionar en Ámsterdam, con la cuenta @taxiamsterdam.

Se trata de una fórmula sencilla y cómoda de pedir uno de estos vehículos en la “Venecia del Norte” y, al mismo tiempo, estar al día de lo que ocurre en la ciudad.

El promotor de la iniciativa es Dave Kuipers, que con sólo 24 años se acaba de apuntar un tanto novedoso. “Taxiamsterdam es un bonito nombre, creo que se ajusta bien a las nuevas tecnologías”, comenta Kuipers al periódico holandés “Parool”.

Según este original “taxi driver” y empresario, cada día su “Tweet” registra cerca de 3.500 mensajes cortos, típicos de esa red social, en los cuales se habla de casi todo, aunque siempre en torno al mundo del taxi.

“Es muy fácil conectar con potenciales clientes. Creo que, en breve, podría incluso superar a la clásica central de radio llamadas”, a la cual están afiliados muchos taxistas, y con la que una operadora les comunica los llamados de clientes.

El joven emprendedor pone un ejemplo ilustrativo de lo bien que ha comenzado a funcionar el sistema. “En la pasada Nochevieja recibí unos 20 ‘taxi-tweets’ de clientes. Podrían parecer pocos, pero se trata de un buen comienzo para algo que acaba de empezar”, cuenta.

La “pruebas” con el nuevo sistema de “Twitter taxi” comenzaron a finales de noviembre pasado, pero no fue hasta diciembre cuando Kuipers comenzó a recibir los primeros pedidos de taxi a través de ese sistema, que para los más ortodoxos, amigos del “viejo taxi” el que se pide un servicio a través de una centralita telefónica, resulta todavía demasiado iconoclasta.

“La edad marca mucho. Se puede decir que el 80 por ciento de los clientes que piden un taxi vía ‘Twitter’ son jóvenes”, explica el empresario. El balance, en poco más de un mes de funcionamiento, resulta muy prometedor, y las expectativas también parecen positivas.

“Esta mañana llevé a un cliente desde el centro de la ciudad hasta Schiphol (el aeropuerto de Ámsterdam). En el trayecto me contó que me había encontrado gracias a la cuenta de Twitter. Es muy estimulante”, asegura Kuipers al periódico “Parool”.

Pero el “Twitter-taxi” es mucho más que un sistema para reservar taxis. El objetivo de Kuipers es que, en pocos meses, la cuenta se convierta en un amplio foro “de debate e intercambio social y cultural”.

“La semana pasada recibí un montón de preguntas de una pareja que estaba programando su boda y me pedían datos precisos del vehículo y del servicio que les podía prestar. Con Twitter todo va más rápido y se simplifican muchas cosas”, comenta.

Dado que los tiempos cambian de manera muy rápida, los servicios de taxi deben ir acompasados. Si hasta hace poco eran los micrófonos de la radio portátil, similar a la utilizada por los radioaficionados, o incluso el teléfono móvil, los sistemas que permitían al chófer estar conectado con sus clientes, ahora es el i-Phone.

No obstante, hay que respetar las reglas de tráfico y las normas de seguridad, que indican que no se puede hablar -o mandar mensajes de texto- mientras se conduce.

“Nunca uso mi i-Phone al volante. Siempre lo tengo en el asiento y si tengo que conectarme, hago una pausa, aparco el taxi y me pongo a escribir o a responder a los clientes”, cuenta.

No obstante, estar conectado las 24 horas resulta materialmente imposible.

“Apenas me levanto, por la mañana temprano, miro la cuenta. Ayer, por ejemplo, me llegó el siguiente mensaje: ¿buenos días, podrías ir a buscarme un café y croisaants para el desayuno? Evidentemente, es imposible atender todos los servicios”, explica Kuipers.

“Si yo no puedo cumplir con algún pedido concreto, se lo derivo a algún colega que esté libre. Tan simple como eso”, concluye.





Fuente: Noticias 24

0 comentarios: