Guerra en Siria en 5 Minutos

Home � Una joven británica se suicida tras ser rechazada en 200 solicitudes de trabajo

Una joven británica se suicida tras ser rechazada en 200 solicitudes de trabajo

Una joven británica de 21 años de edad se ha suicidado después de que la rechazaran en más de 200 solicitudes de trabajo. Vicky Harrison había soñado con una carrera como maestra o productora de televisión, pero perdió la esperanza de cumplir sus sueños, aseguró su familia ayer.

Un día después de su último rechazo, ella dejó escritas unas desgarradoras cartas a sus padres y a su novio, diciendo: "no quiero ser yo más", tras lo cual tomó una sobredosis de pastillas.
Seguir Leyendo... Su muerte el mes pasado puso de relieve, según publica el Daily Mail, «el costo humano del más alto nivel de desempleo desde mediados de la década de 1990».

Los padres de Vicky creen que se necesitan más ayudas para los jóvenes que buscan trabajo. El padre, Tony, de 53 años, asegura: "Perdí la noción de los diferentes tipos de puestos de trabajo que mi hija solicitó. Fue muy duro ver cómo su confianza se resentía después de cada rechazo. Ella sólo quería trabajar y ganar algo de dinero. No me daba cuenta de lo difícil que sería conseguir un trabajo".

La malograda Vicky creció en Darwen, Lancashire, se graduó con buenas notas en el instituto y realizó estudios de cine, medios y lengua inglesa en Runshaw College, Leyland. Incluso obtuvo una plaza en la Universidad de South Bank, en Londres, para estudiar cine, pero la abandonó después de un año porque no estaba disfrutando del curso.

De vuelta a casa, puso sus ojos en la enseñanza. Solicitó trabajo como secretaria o ayudante de comedor en las escuelas locales con la esperanza de convertirse en auxiliar de enseñanza. Pero el poco éxito de Vicky, que recibía 51 libras semanales de subsidio como solicitante de empleo, la llevó a buscar otros trabajos de perfil más bajo, pero ni siquiera las solicitudes para ser camarera o reponedora de un súper llegaron a buen puerto.

Dos años después de salir de la universidad, la muchacha ya había sido rechazada en más 200 puesto de trabajo, según calculan sus familiares. "Al final, obviamente, ella acabó sintiendo que no tenía futuro", dijo su padre.

Pastillas y alcohol

El último rechazo se produjo el pasado 30 de marzo en una guardería, y al día siguiente su padre la encontró muerta en el salón, rodeada de paquetes de píldoras y botellas vacías. Dejó tres notas de suicidio - una para cada uno de sus padres, y otro para su novio, Nathan Haworth, de 22 años, que decían: "Es que no quiero ser yo más. Por favor, no estés triste. No es culpa tuya. Quiero que todos en la vida sean felices".

"Vicky era una niña brillante, burbujeante e inteligente, pero se deprimió al no poder encontrar un trabajo. Le parecía humillante estar sin trabajo durante tanto tiempo y no podía aguantar más", asegura la madre de la difunta. Mientras que su progenitor no entiende por qué una chica «tan inteligente» no encontraba un puesto de trabajo. "Ha tenido mala suerte debido a la recesión", afirman.

Ahora sus padres y su novio quieren crear una fundación para ayudar a jóvenes que estén pasando por la misma situación que llevó a Vicky a quitarse la vida. "Para hacerles entender que no encontrar empleo no es el fin del mundo".

Tras este terible caso, los más críticos ya hablan de que las políticas Laboristas están creando una "generación perdida" de jóvenes que dejaron la escuela y ahora no encuentran trabajo.
Compartir
Votar esta anotación en Bitácoras.com

Tags:

1 comentarios to "Una joven británica se suicida tras ser rechazada en 200 solicitudes de trabajo"

  1. si que se debe haber desesperado

Publicar un comentario