lunes, 12 de abril de 2010

OBAMA busca apoyo contra IRAN en la Cumbre, Acuerdos entre CHINA y EEUU



El gobierno de China estaría dispuesto a unirse al de Estados Unidos y a los de varias naciones europeas, en la discusión que se realiza en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para imponer nuevas sanciones a Irán, por las supuestas intenciones militares de su programa nuclear.

El cambio de posición se conoció al término de una reunión bilateral de hora y media que el presidente Barack Obama y el mandatario chino Hu Jintao mantuvieron esta tarde en Washington, previa a la Cumbre de Seguridad Nuclear.

"Ellos están preparados para trabajar con nosotros", le dijo a la prensa Jeff Bader, experto en China del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

"Los presidentes acordaron que las dos delegaciones deberán trabajar juntas en lo de las sanciones", agregó Bader, aunque no precisó si se estableció un cronograma específico o se discutió qué tipo de sanciones.

SEMANAS Y NO MESES

Al mismo tiempo, el asesor del Consejo, Ben Rhodes, insistió en que esperan "una resolución durante la primavera, lo que debería ser cuestión de semanas", recordando que el presidente Obama pidió tratar con celeridad el tema.

El cambio de posición de China –que junto a Rusia se ha mostrado renuente a apretar las tuercas sobre el gobierno de Teherán- podría agilizar las discusiones que sobre las sanciones que empezaron los delegados del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York la semana pasada.

Jintao se encuentra en Washington para asistir a la Cumbre de Seguridad Nuclear en la que participan delegaciones de 47 países del mundo, que se inauguró este lunes.

Aunque el tema de la cumbre es el manejo seguro de instalaciones y materiales nucleares para evitar que lleguen a manos del llamado "terrorismo nuclear", se daba por descontado que el tema de Irán dominará la agenda del encuentro.

De hecho, la posición estadounidense sobre la "necesidad" de tomar medidas contra Teherán ha sido un punto común a las diez reuniones bilaterales que el presidente Obama ha mantenido entre el domingo y el lunes.

De esas reuniones, la más esperada era la que se realizó con el presidente chino, en parte por la expectativa sobre el caso iraní, y en parte porque muchos analistas consideran que marca el proceso de recuperación de las relaciones entre Washington y Pekín, muy tensas en los últimos meses.

INAGURACION

La Cumbre Nuclear se inauguró la noche del lunes sin grandes discursos por parte de Obama. Sólo unas palabras de bienvenida y luego una cena de trabajo con los participantes.

En el centro de convenciones de Washington el presidente estadounidense se dedicó a saludar una por una las delegaciones de las 46 naciones asistentes, de las cuales sólo ocho no están representadas por sus presidente, rey o primer ministro.

Aunque del encuentro se espera solo que salga una declaración de principios para garantizar que dentro de cuatro años los materiales nucleares estén a buen resguardo, el presidente ha obtenido compromisos importantes por parte de algunos países.

Uno de ellos es Ucrania, que prometió deshacerse de sus reservas de uranio enriquecido, heredado de la desaparecida Unión Soviética.

Canadá y Chile también anunciaron que transferirán todo el material radiactivo apto para uso militar a EE.UU. para que sea destruido en instalaciones especiales.

Además, se espera que el martes Rusia y EE.UU. firmen un convenio para destruir el uranio enriquecido excedente que tienen en almacenes, que según fuentes consultadas por BBC Mundo seria suficiente para fabricar miles de armas atómicas más.

BBC

0 comentarios: