domingo, 11 de abril de 2010

El presidente israelí Shimon Peres pide mano dura contra Iran


El presidente israelí Shimon Peres y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu instaron hoy al mundo a no repetir la “indiferencia” que costó millones de vidas durante el Holocausto y en ese sentido, condenar el desarrollo nuclear de Irán.

“Insto a todas las naciones ilustradas a levantarse y condenar las intenciones destructivas iraníes y a actuar con verdadera determinación para detener su armamento nuclear”, dijo Netanyahu en la ceremonia central con motivo del Día de Conmemoración del Holocausto en el museo Yad Vashem en Jerusalén.

“Los líderes en Irán trabajan laboriosamente en el desarrollo de armas atómicas y expresan abiertamente su voluntad de destruir a Israel”, dijo Netanyahu y opinó que “la protesta decidida, que habría de esperarse, no viene. El mundo no se hace cargo de los llamados iraníes de destrucción contra Israel”.

La ceremonia, que marcó el inicio de un día solemne para el pueblo judío, contó con la asistencia de dignatarios, sobrevivientes y sus hijos así como las familias de estos. Seis sobrevivientes encendieron antorchas en representación de los seis millones de judíos asesinados.

Peres le pidió al mundo “no repetir la indiferencia que costó millones de vidas”. “Los oídos de la ONU tienen que (registrar) las amenazas de exterminio” del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad contra Israel, advirtió.

“Armas de destrucción masiva en las manos de quienes son capaces de destrucción masiva, con voces que estimulan esa destrucción, eso es la combinación más peligrosa para la paz mundial”, evaluó el presidente israelí.

Los actos conmemorativos continuarán mañana lunes en Israel, donde por la mañana durante dos minutos sonarán las sirenas en todo el país.

El Museo del Holocausto Yad Vashem abrirá una exhibición especial titulada “La Voz de los Sobrevivientes” este lunes, en la que mostrará los diferentes modos en que los sobrevivientes mantuvieron viva durante seis décadas la memoria de comunidades perdidas, que murieron en la Shoah.

En una declaración de conmemoración del Día del Holocausto, el presidente estadounidense Barack Obama instó a estar atentos contra el antisemitismo y el genocidio.

“La memoria de las víctimas sirve como un recordatorio constante para honrar su legado mediante la renovación de nuestro compromiso para prevenir el genocidio y confrontar el antisemitismo y prejuicios en todas sus formas”, añadió.

Obama consideró que el mundo no debe tolerar “los odiosos estereotipos y prejuicio contra el pueblo judío que trágicamente (continúa) al día de hoy”.

Con información de DPA

0 comentarios: