viernes, 16 de abril de 2010

Autoridades de Islandia temen la activacion de otro volcan "El Katla"

REYKJAVIK - Las autoridades islandeses que monitorean la erupción del volcán Eyjafjallajokull se muestran optimistas sobre la posibilidad de contener los daños causados en sus alrededores, pero temen que su actividad pueda extenderse a su "hermano mayor", el volcán Katla, lo que causaría problemas mucho mayores. Por el momento, indican fuentes locales, el problema principal causado por la erupción del Eyjafjallajokull es la liquefacción del glaciar que se había acumulado sobre sus laderas, lo que ha provocado aluviones en los valles que rodean la montaña.

Pero Katla es rodeado por un glaciar cinco veces más grande que el del Eyjafjallajokull, y los islandeses saben que si el segundo volcán entra también en erupción, la situación sería muy diferente.

"Si estalla, será una verdadera tragedia. No se tratará de atrasos en los aeropuertos: la isla entera se vería inundada, y podría producirse un cambio climático de proporciones catastróficas", subrayó Sigfried, responsable local de la Cruz Roja. Hace días que la Cruz Roja está organizando la evacuación de los agricultores del área que rodea el Eyjafjallajokull, lo que representa un desafío logístico no tanto para poner a salvo a unas 800 personas, sino para proteger a sus animales, que representan su único capital económico.

"Esta tarde logramos que volvieran a sus granjas, y le dieran de comer a los animales, luego de lo cual volvieron a sus refugios, cerca de la ciudad, para su seguridad", contó la responsable de la Cruz Roja.

Estas operaciones deben efectuarse con tiempos limitados: los agricultores son avisados a través de mensajes de texto en sus teléfonos celulares, y disponen de 30 minutos para reunirse y proceder juntos hacia la zona aislada por motivos de seguridad.

El esfuerzo principal de las autoridades islandesas en los alrededores del Eyjafjallajokull se concentra en la construcción de barreras de tierra para frenar el avance del aluvión causado por el glaciar hacia la llanura.

La ruta principal que lleva hacia Reykjavik ha sido interrumpida en varios puntos por el oleaje de agua gris -mezcla de nieve derretida y cenizas de lava negra- mientras los puentes han aguantado mucho mejor la presión de la aluvión: uno, construido en el 1939, sigue siendo perfectamente transitable.

0 comentarios: